Cuando te consideres a ti mismo libre, con seguridad te volverás libre, pero si continúas considerándote amarrado, entonces permanecerás amarrado. Te vuelves lo que piensas. Piensa en lo infinito y te vuelves lo infinito. En verdad eres lo infinito. ¡Date cuenta!,  Tú eres el Ser inmortal, el testigo que todo lo penetra; perfecto, quieto, desapegado, sin deseos, no dual, siempre consciente, radiante, nonato e inmortal, por siempre inmerso en el silencio de infinita bienaventuranza.

Tú eres la Conciencia que todo lo penetra, la suprema bienaventuranza sobre la cual este Universo ilusorio se ha superpuesto, tal como en la tenue luz del atardecer, una feroz serpiente puede ser superpuesta por la mente a una inofensiva cuerda neutra que yace sobre el suelo.

Una vez que sueltas el apego al cuerpo y te sostienes en la pura Conciencia, te vuelves tú, verdadero Ser: siempre en paz, eternamente feliz. Saber quién eres, realmente es la liberación. Los conceptos de bien o mal, virtud o vicio, hacer o disfrutar, placer o dolor son todos de la mente, no son tuyos. Tú eres el Ser único y radiante, el único que ve todo, tú eres por siempre libre. Verdaderamente esta ha sido tu atadura: que te has identificado con el que hace, en vez de con el que ve, el testigo puro.

Tú no estás hecho de tierra, agua, fuego, aire o espacio. Tú no eres tu cuerpo, tampoco eres la mente. Tú no eres un nombre o una forma en particular, tú no eres miembro de una cierta familia o tribu. Tú no estás conectado con ninguna nación o cultura, tú no estás en forma alguna  relacionada con las cosas de este mundo. Tú no eres perceptible a los sentidos vulgares o sutiles. Tú eres el testigo de todos ellos. Tú eres el Ser inmortal, la Conciencia Universal.

¡Desiste de tus erróneas identificaciones e ilusiones!,  ¡Corta todas estas falsas nociones con la espada del auto-conocimiento!,  ¡Abandona tu pequeña creencia mental de ser un individuo! ¡Identifícate sólo con el inmutable Ser Universal, la pura Conciencia no dual!

Tú no eres un pequeño niño existiendo en este mundo ¡No! ¡Es este mundo el que existe en ti! Tú eres el espíritu puro que penetra el Universo entero y sobre el cual el Universo completo descansa.

Tú eres el espejo puro, sobre el cual este mundo aparece como una imagen. Este reflejo comprende el mundo de multiplicidad que viene y va, a medida que los Universos aparecen y desaparecen en ti, pero tú, el supremo Ser, permanece impasible.

Así como el espacio, que todo lo penetra, está tanto dentro como fuera de una vasija, también tú, la eterna verdad, existes dentro de todas las cosas y más allá de todas ellas. Tú eres el todo de cuánto existe y eres lo que está más allá.

El Hombre Cuántico es la siguiente faceta en la evolución humana.

El Hombre Cuántico co-crea su vida y es responsable de sus creaciones.

El victimizarse nos desconecta de nuestro verdadero poder espiritual.

 

Written By DR. ZULUAN ORION

Posteos Relacionados

Vive tu Esencia

Vive tu Esencia

En lo más profundo de nosotros habita esa parte única y especial a la cual no prestamos mucha atención. Es la esencia, pura y llena de luz, es el alma, es la...

Comments

0 Comments

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *