Ángeles y demonios, las caras del amor y dolor.

by | Jul 24, 2017 | 0 comments

Nuestro ser almática es por esencia puro e ilimitado, en su inocente naturaleza existe un innato explorador cósmico, un gran soñador, quien no ve límites en las infinitas posibilidades, su curiosidad lo impulsa a través de la vida, donde va tener infinitud de aventuras, muchas de ellas hermosas y placenteras, otras muy duras y dolorosas, cada una de ellas le trae diferentes texturas y enseñanzas a ella, lo que nosotros experimentamos en diferentes niveles de nuestro Ser, no es más que diferentes movimientos energéticos del universo, está energía tiene inteligencia propia, generando en cada escenario las vivencias que desarrollan nuestras cualidades almáticas.

Cada una de nuestras experiencias quedan grabadas en nuestras almas, está recordación energética existe en una forma de vibraciones, las cuales se van acumulando generando diferentes niveles de percepción, a través de los cuales filtramos nuestra experiencia, opacándose así nuestra verdadera intención y en la mayoría de casos la distorsionamos, dándole paso a que la ignorancia se asiente en nosotros, creyendo que nuestra percepción es acertada, perdiendo así cada vez más y más nuestra claridad.

La energía del universo no la creamos y destruimos como muchos quisieran pensar, más bien la canalizamos y transformamos de acuerdo a nuestra claridad, siendo seres cósmicos y espirituales contribuimos a la totalidad de la manifestación, generando una gamma de dimensiones y vibraciones donde la energía es transformada según estas cualidades, recuerda la energía tiene inteligencia y es consciente de sí misma. podríamos decir que energía positiva que vibra muy alto y fluye desde el amor son ángeles, y a la inversa energía negativa que vibra muy bajo y fluye desde el dolor son demonios.

Lo importante a denotar es que nosotros como seres humanos, heredamos el poder innato de nuestra consciencia o campo cuántico, el cual, a través del acto de observar, puede generar una transformación en la calidad y vibración de la energía, literalmente transformando nuestras limitaciones y dolor o demonios, en amor y libertad o ángeles. Los demonios son ángeles con máscaras que cuando logramos liberar o transcender revelan su verdadera esencia -Amor-.
Vale aclarar que estamos hablando de nuestros demonios internos y generados por nuestra propia psiquis o aquellos que heredamos genéticamente, porque existen seres obscuros que viven y existen en dimensiones bajas, que alimentan la consciencia colectiva con ignorancia, maldad y egoísmo. Los cuales también buscan manifestación y expresión en el colectivo humano a través de almas veladas en ignorancia y dolor.

Por eso es muy importante reconocer desde que nivel de consciencia y vibración estamos ejerciendo nuestro albedrío, de esta manera nos haremos cada día más conscientes y lumínicos, la cuán es la más efectiva protección hacia esa clase de seres, a medida que esta gran transformación ocurre dentro de nosotros, llevándonos a una revelación y realización de nuestra verdadera esencia.

Written By DR. ZULUAN ORION

Posteos Relacionados

Perdonar es Soltar

Perdonar es Soltar

Perdonar puede que sea un acto que signifique mucho sacrificio para ti; lo que no sabes es que es una manera de tu sanar y soltarte de las ataduras del...

Comments

0 Comments

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *